jueves, 19 de mayo de 2011

Propuesta:

Después de analizados los resultados obtenidos gracias a las observaciones realizadas en los nueve centros infantiles respecto a las actividades de motricidad fina es necesario recordar el valor que tiene la educación.

Según Parsons[1] y su teoría Estructural Funcionalista, la escuela es una estructura social en sí misma, con función socializadora a través de la transmisión de  un código simbólico de normas y valores, pero sobretodo, y con respecto al tema en cuestión, la escuela es el instrumento que provee las destrezas necesarias para la asignación del status, orienta hacia la realización de una meta específica: ADECUARSE A LAS NECESIDADES DEL CUERPO SOCIAL y a nivel macro o a nivel micro lo que pretende es el establecimiento, entre y dentro de los grupos, de relaciones interpersonales, cuya función además es asignar estatus adultos y de roles futuros.

Como será posible que nuestros niños en un futuro tengan cierto estatus dentro de la sociedad, si el rol de adulto al que pueden acceder está limitado por las falencias y los vacíos que dejo la escuela.

Uno de los postulados de la educación infantil señala que las edades más tempranas son críticas para el aprendizaje, como esperamos un desarrollo óptimo de la motricidad fina en los niños, y en todas las áreas, si desde sala cuna las únicas actividades planificadas solo involucran lanzar una pelota.

Los niños no aprenden solos necesitan de nuestra guía para que la escuela sea un factor determinante que influya positivamente en la vida de los estudiantes que pasan por ella.

Como se mencionó en el marco teórico, el manejo de herramientas es parte de la vida de los seres humanos, es necesario aprender a utilizarlas, pero para ello debemos desarrollar ciertas habilidades.

En sala cuna menor, con niños de 0 a 3 meses se puede usar móviles y chinescos; de 3 a 6, cuando yo puedan sentarse con apoyo, permitirles que manipulen diferentes objetos, pelotas pequeñas pero de mayor diámetro que su boca abierta, peluches.
Las actividades de rutina ayudan mucho para desarrollar la motricidad fina, con niños de sala cuna menor y mayor, al tomar un vaso entre sus manos, cuando se inician con el uso de la cuchara, pero la motricidad fina no puede limitarse a dichas actividades.


Hay que planificar actividades a manera de juego donde los niños puedan meter y sacar objetos de cajas, de baldes pequeños, esconder objetos debajo de una manta para que trabajar además permanencia pero al encontrarlo permitirle que juegue con el objeto, que lo toque, que recoja cosas pequeñas como semillas, habas, fréjol, no lentejas ni nada demasiado pequeño.


 Las actividades para niños de 2 a 4 años no pueden limitarse a trozar y rasgar papel brillante y pegarlo sobre objetos sin significado. Es necesario que los niños practiquen rasgando y trozando pero si lo van a hacer, deberíamos darles papel cometa en tiras finas o incluso papel crepe que como se muestra en las fichas de observación todos los niños pudieron utilizar. No papel empaque o brillante entero.

Pintar con tempera en papeles grandes para permitirle al niño que experimento con el material, aprenda a usarlo y tenga la oportunidad de realizar movimientos corporales amplios.



Recordemos que los niños irán segmentado sus movimientos a medida que madure su aparato óseo muscular, en relación próximo distal (de la línea media al tronco) y cefalo – caudal (de la cabeza a los pies).

Para pintar es mejor usar primero los dedos como primer instrumento, luego irles familiarizando con las brochas, pinceles de cerdas gruesas, en hojas para dibujar libremente, no con imágenes donde la consigan sea pintarla.


A los 3 años se puede introducirlas (hojas con imágenes), no con el objetivo de que lo hagan perfectamente, sino que se  empiecen a desarrollar freno motor.

Por último cabe recalcar que los niños a esta edad necesitan aun dominar habilidades motoras gruesas, no pueden permanecer sentados pintando, trozando y rasgando y hacer lo mismo cada día. Si bien es importante que potenciemos sus habilidades motrices finas estás deben estar intercaladas con otras actividades.



[1] Prof. Mtr. Nelson A. Raza C., Compilación de las Teorías Sociológicas de la Educación, Quito, 2003

No hay comentarios:

Publicar un comentario